Adáptate a tu audiencia

Gota de agua cayendo

Todos somos audiencia

¿Y qué es lo que queremos como audiencia?

Que el discurso se dirija a nosotros.

Debemos recordarlo cuando estamos al otro lado.  Por eso es muy importante que adaptemos nuestro discurso a las características de la audiencia.

¿Qué debemos tener en cuenta?

Te sugiero saber de antemano cómo será tu audiencia. No es lo mismo hablar ante un consejo de dirección que ante un grupo de niños.

Por ejemplo, puedes analizar los siguientes factores:

  • Profesión
  • Intereses
  • Nivel cultural o educativo
  • Tamaño
  • Edad
  • Religión
  • Localización geográfica
  • Grupo homogéneo/heterogéneo
  • Y cualquier otro dato específico que te pueda ayudar

¿Cómo puedes adaptarte a tu audiencia?

Una vez conozcas estos datos, debes adaptar tu discurso.

Por ejemplo, si sabes el grado de conocimiento que tiene tu audiencia sobre el tema que tú vas a presentarles, podrás ser más o menos técnico y adaptar tanto el contenido como la forma de exponerlo.

Por otro lado, si conoces el tamaño de la audiencia y el lugar en el que harás tu presentación, podrás adaptar tu forma de interactuar con tu público y el tipo de ejemplos o ayudas visuales que podrás utilizar. No es lo mismo hablar ante una audiencia de 100 personas encima de un escenario que hacer un taller en una sala de reuniones con 10 asistentes.

Otra ventaja es que, conociendo a tu audiencia puedes pronosticar posibles reacciones del público, como por ejemplo posibles preguntas que puedan tener, y prepararte ante ellas.

Adaptarte también puede incluir tu aspecto, por ejemplo, mediante tu vestimenta. Partiendo de la premisa que tienes tu propio estilo y tu personalidad, es aconsejable que te adaptes a tu público.

Recientemente realicé una presentación en la que acudían niños, y pensé en la manera en que podía llamarles la atención. Decidí caracterizarme con la temática del evento. Fue un éxito con pequeños y grandes. Lógicamente, en una reunión ejecutiva mi presentación y mi vestuario serían completamente diferentes.

Todos somos distintos

Debemos tener en cuenta que todos somos distintos, no hay dos personas exactamente iguales. Por ello te vas a encontrar gente que te diga que tu presentación ha sido seria y otros que te digan que ha sido informal. Debemos aprender a gestionar la diferencia y asumir los diferentes puntos de vista y quedarnos con la mayoría de las opiniones. Si la mayoría de tu audiencia te dice que le ha gustado, date por satisfecho.

En conclusión

Busca un punto en común con tu audiencia para captar su atención, adáptate a su nivel de comprensión y estructura tu discurso correctamente para hacer llegar tu mensaje a la audiencia.

Como dijo Bruce Lee: “Be water, my friend”.

y tú… ¿Hablas o Comunicas?

CONTACTA CON NOSOTROS
2017-05-20T18:32:48+00:00 mayo 6th, 2017|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies