Tu discurso en 3 pasos

Niño con microfono hablando, orador nato hablar.

¿Tienes que dar un discurso?

Hay más ocasiones de las que te imaginas en tu vida cotidiana para dar un discurso o hablar en público. Por ejemplo, una reunión de trabajo, una exposición en la universidad, una entrevista, un brindis para un evento o simplemente para explicarle a tu pareja por qué necesitas comprar esa maravilla que has visto.

¿Cómo preparar tu discurso?

La preparación de cualquier discurso se resume en 3 sencillos pasos: pensar, redactar y practicar.

1) Pensar

¿Dónde quieres llevar a tu audiencia?

Para poder contestar a esta pregunta tendrás que valorar cuál será tu audiencia, el tema que quieres exponer, el mensaje que quieres transmitir y el objetivo de tu discurso.

A partir de aquí busca información del tema de tu discurso y haz una lista de puntos que quieres tratar. Si bien el número de puntos dependerá en parte del tiempo que tengas para dar tu discurso, te recomiendo que utilices entre 3 y 5 puntos, y, en función del tiempo del que dispongas, los desarrolles en mayor o menor medida.

2) Redactar

Ahora toca ponerse manos a la obra y materializar tu idea en el papel.

Recuerda que tu discurso será hablado, y por lo tanto escribe como hablas, sé claro y evita frases demasiado largas.

Redacta tu discurso de forma organizada, con una estructura clara y fácil de seguir por tu audiencia.

Te recomiendo que sigas la siguiente estructura:

Introducción: Inicia tu discurso con una frase que capte la atención de tu público y luego haz la introducción al tema que tratarás. Por ejemplo, funciona muy bien resumir los puntos que desarrollarás en tu discurso.

Cuerpo: Esta es la parte principal de tu discurso. Aquí tienes que exponer tu mensaje, desarrollando cada uno de sus puntos (entre 3 y 5). Aporta datos, ejemplos, o estadísticas que ayuden a argumentar tu discurso.

– Conclusión: Resume las ideas principales que has dicho y finaliza tu discurso con una buena frase o expresión para que la audiencia se lleve a casa y piense en tu mensaje.

Trataremos en más profundidad la estructura del discurso en próximos posts.

3) Practicar

Ahora que ya tienes tu discurso sólo queda practicar, practicar y practicar hasta interiorizarlo. Puedes practicar ante alguien, frente al espejo, con tus mascotas, grabándote en video… Lo importante es que lo hagas en voz alta y visualices tu discurso.

Una puesta en escena con pasión y entrega es muy importante. Sé auténtico y dale a tu audiencia lo mejor de ti.

Si quieres dar un buen discurso, prueba a prepararlo siguiendo estos sencillos pasos. Y si necesitas ayuda, cuenta con nosotros.

Como dijo Mark Twain “Suelen hacer falta tres semanas para preparar un discurso improvisado”.

y tú… ¿Hablas o Comunicas?

CONTACTA CON NOSOTROS
2017-12-30T20:04:30+00:00 mayo 20th, 2017|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies